ANP, el emblemático gremio de los periodistas

jose-garcia-sosayaJosé García Sosaya
Periodista y Catedrático

Como pasan los años. Parece que fue ayer cuando en el año 1986 ingresé como socio a la Asociación Nacional de Periodistas del Perú y no pregunté que me iba a dar la ANP sino que me dije: “que puedo hacer por la gloriosa institución defensora de los derechos de los trabajadores”. Desde allí supe que mi vida la iba a entregar a la lucha por el respeto irrestricto a los hombres y mujeres de prensa.

Quienes hacemos periodismo tenemos el deber de agradecer a los periodistas -que ya no están con nosotros- porque el 21 de julio de 1928 acordaron por unanimidad en la Sociedad de Ingenieros del Perú, la creación de una institución que defendiera sus derechos. Y fue así como nació la Asociación Nacional de Periodistas del Perú ANP.

Este primer paso permitió que el 11 de agosto de 1928 el ministro de Fomento, Enrique Martinelli, entregara la Resolución que reconocía y le daba personería jurídica a la ANP.

La gloriosa Asociación Nacional de Periodistas del Perú, cumple 90° años de fundación y, cada vez, su nombre suena y resuena hasta los últimos rincones de nuestro querido país, con sus 109 bases a escala nacional y sus nueve regiones.

Y es que la ANP cumple con la misión para la cual fue creada, tal como nos lo recuerda uno de sus lemas: “La libertad peligra si solo se oye la voz de los poderosos”.

La ANP ha crecido al punto que ahora cuenta con una Oficina de Derechos Humanos del Periodista, que se encarga de remitir alertas y oficios exigiendo a las autoridades el respeto a los hombres y mujeres de prensa que lo único que hacen es cumplir con la tarea de informar a la sociedad.

Cuenta también con ANP Radio, el diario digital Crónica Viva –de muy buena lectoría– y un local con todas las comodidades.

La ANP fue promotora del Instituto Libre de Periodismo Jaime Bausate y Meza, fundado el 23 de agosto de 1958, cuyo presidente fue el periodista Jaime López Raygada. El nombre del instituto hizo honor al periodista que editó el primer cotidiano de Lima, en 1790.

Bausate tuvo varias transformaciones, hasta convertirse, por la Ley Nº 29278, en la Universidad Jaime Bausate y Meza, casa superior que entrega a la sociedad hombres y mujeres que destacan nítidamente por la calidad de su trabajo periodístico y la ética que guía su desempeño profesional.

La asociación cuenta asimismo con un brazo sindical, la Federación Latinoamericana de Trabajadores de la Cultura y la Comunicación Social (Felatraccs).

Hay que recordar que la ANP adquiere un nuevo impulso cuando asume la presidencia de esta gloriosa institución el periodista profesional Roberto Mejía Alarcón, acompañado por destacados profesionales, como Mario Herrera Grey, Hernando Aguirre Gamio y Héctor Béjar Rivera, entre otros.

Mejía Alarcón ha luchado y sigue luchando por el respeto irrestricto a los hombres y mujeres de la pluma, y esto se ve reflejado en el proyecto de ley sobre la despenalización de los delitos de prensa.

En tiempos difíciles para la moral del país, los periodistas comprometidos con la verdad celebramos el 21 de julio un nuevo aniversario de la ANP.