"Soluciones para el Futuro", la iniciativa que promueve ideas innovadoras

La tecnología está presente en nuestras vidas y se ha convertido para muchos sectores en un aliado importante de la educación. Pensando en ello, Samsung realiza anualmente el concurso nacional "Soluciones para el Futuro".

Esta iniciativa busca fomentar la generación de ideas innovadoras que contribuyan a la mejora de la comunidad a través del uso de matemática y ciencia, además busca fortalecer la capacidad innovadora de los jóvenes estudiantes de escuelas públicas del Perú.

El premio entregado por la marca surcoreana consiste en la instalación de un Smart School o Aula Inteligente en las escuelas de los equipos ganadores.

Esta solución educativa ayuda a la integración de la tecnología en el aula, lo que permite potenciar las capacidades de los alumnos y docentes para el aprendizaje.

En América Latina, han participado más de 145 mil estudiantes y más de 23 mil profesores de los cuales han sido beneficiados 314 estudiantes y 1387 profesores que representaron a 98 escuelas de países como Panamá, República Dominicana, Colombia, Chile, Perú, Brasil, México y Argentina.

soluciones-para-el-futuro

Diversos proyectos han ganado durante las cuatro ediciones anteriores del concurso. En 2014 ganó el colegio Alfredo Tejada Díaz en Moyobamba, San Martín, con su proyecto “Circuito Turístico Tejadino”, que permitió generar conciencia ambiental en todos los integrantes de su comunidad.

La segunda edición se fue para Arequipa, donde los alumnos y la profesora del colegio Sarpane crearon el proyecto “Fitotoldo como medio de aprendizaje”, un invernadero rústico en donde se pueden cultivar hortalizas y se idearon un sistema de administración para que la comunidad participe del proyecto.

En el 2016, el premio fue otorgado a los alumnos del colegio Mariano Melgar en Juliaca, Puno, quienes crearon el proyecto “Monitoreo de agua de la laguna Chacas” para lograr integrar a toda su comunidad en el monitoreo del agua, el clima, y las especies.

Y en el 2017, los alumnos del colegio Antonio Raymondi de Upis propusieron “Refugios Térmicos”, donde utilizaron ichu (pasto andino) para el revestimiento de viviendas, debido a que sus propiedades térmicas, ideales para aislar el frío en su comunidad.